Marina Castaño juzgada en tribunales por mala gestión en la Fundación

Marina Castaño
Marina Castaño

Remplazó a su esposa Rosario Conde

Perdió su título de marquesa y actualmente Marina Castaño es juzgada en los tribunales por su mala gestión en la administración de la Fundación Camilo José Cela. Además, su hijastro exige una parte de la herencia que dejó su padre y Premio Nobel de Literatura.

(Lee también:El nacimiento del bebé de Meghan Markle ¿romperá la tradición?)

Fue en 1989 cuando el escritor gallego Camilo José Cela recibió el Premio Nobel de Literatura en manos del  Rey Carlos XVI de Suecia. En efecto, a partir de ese momento se convirtió en el primer español en recibir dicho galardón. Sin embargo, fue una mujer quien acompañó al escritor en su camino triunfal, se llama Marina Castaño.

Marina Castaño
Marina Castaño y Camilo José Cela

Marina fue la mujer quien reemplazó a la esposa del escritor. Rosario Conde, luego de 30 años de matrimonio. Decidió abandonarla y dejarla con su hijo en común. De hecho, entre Castaño y Casal se llevaban una gran diferencia de edad, ella tenía 31 y él 73.

La aparición de Marina Castaño en la vida de Cela

La pareja se había conocido en unos pocos años antes, fue en 1989 cuando la propia Marina entrevistó a Casal. Luego de aquella entrevista vendrían otros encuentros privados. Sin embargo, fue en 1988 cuando hicieron su primera aparición en público, cuando el escritor la presentó como su “secretaria particular”. De hecho, fue Marina Castaño quien acompañó al escritor en la entrega del Premio Nobel y no su esposa Rosario.

En 1996, cuando Casal contaba con 80 años el Rey Juan Carlos le concedía el título de Marqués de Iria Flavia. No obstante, Marina se convertía como la mujer legal del escritor y Marquesa (consorte) de Iria Flavia. Ella había estado casada con un capitán marítimo y común tenían una hija, Laura.

La muerte de Casal

Cuando Casal muere a los 85 años, en 2002 se decide abrir el testamento y revelar entonces una gran sorpresa. En efecto, la heredera universal sería su segunda esposa y poseería además  los derechos de autor de su obra.  En relación a su único hijo. Solo recibió un cuadro de Joan Miró que al final no tendría gran valor. Sin embargo, el Tribunal Supremo sentenció en 2014 que su único hijo debía percibir 5,2  millones de euros. Además, María Castaños debía compensarlo con 3,9 millones de euros por derecho de sus obras.

Hoy día Marina enfrenta un juicio por su mala gestión en la Fundación Camilo José Cela quien quiso que se preservara su legado. En efecto, en 2012 un juzgado de Padrón tramitó una denuncia realizada por una vecina que se encuentra cerca de la Fundación. Una institución casi cerrada por las bajas visitas y su descuido en el mantenimiento de la misma.

(Lee también: La debilidad de la reina Máxima de Holanda son los tacones)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.