Madonna llora por los atentados de Paris

El 14 de noviembre la reina del pop tuvo un concierto en Estocolmo (Suecia) como parte de su gira Rebel Heart. Este se realizó una noche después de los atentados terroristas ocurridos en Paris (Francia), por lo que Madonna inició un discurso sobre ello que terminó en lágrimas antes de interpretar uno de sus temas más populares: Like a Prayer.

Inició hablando sobre la idea de que el terrorismo busca callar a muchos, y que una parte de ella sentía que no debía presentarse esa noche, sin embargo se dio cuenta de que en cierta forma era darle la razón a quienes realizan estas acciones:

“Iba a cancelar mi show esta noche, pero por qué les daría eso a ellos, por qué los dejaría detenerme, y detenernos a nosotros de disfrutar la libertad. Todos los lugares donde la gente fue asesinada, eran lugares donde se estaban divirtiendo, disfrutando (…) estas son libertades que tomamos por sentado, claro, y no debemos. Pero son libertades que merecemos, trabajamos duro y merecemos divertirnos. Y no hay nadie en el mundo que tenga el derecho de detener que hagamos lo que amamos”.

En este aspecto es comprensible que de pronto sintiera la necesidad de decir algo, puesto que uno de los atentados ocurrió en una sala de conciertos y un estadio de fútbol fue otro de los blancos planeados; y la cantante se encontraba precisamente en un estadio en la ciudad de Estocolmo.

Hizo un llamado a que cada persona es parte del cambio, que este no está en los presidentes, sino en cómo convivimos con los demás, “debemos tratar a todos los seres humanos con dignidad y respeto”.

Pidió luego un minuto de silencio por los familiares de las víctimas. Dio las gracias a su público por acompañarla durante ese momento y continuó con el concierto “haciendo lo que ella sabe hacer”.

Con la fuerza vocal de siempre, Madonna entonó la canción. En el público se encendieron las linternas de sus teléfonos móviles emulando una hermosa noche estrellada, mientras la cantante pedía aplausos y gritaba “¡No más guerra!”.

Like a Prayer, a pesar de la connotación que se podría tener a partir del video musical, es una canción que habla sobre escuchar una voz que se siente como un rezo a oídos de quien la escucha. Literalmente el título significa “como una oración”. Una de las estrofas dice “la vida es un misterio, todo el mundo debe correr por su cuenta, te oigo decir mi nombre y parece un hogar”, lo cual se relaciona con la forma de cambio que la cantante evocó en su discurso, en dejar de ir por el mundo solos y pensando que la mejora se encuentra en alguien más cuando todos podemos hacer algo en positivo.

El Rebel Heart Tour continúa recorriendo el mundo y precisamente tendrá dos presentaciones en Paris, el 9 y 10 de diciembre.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.