La respuesta al por qué una mujer tiene orgasmos

Un conjunto de investigadores pertenecientes a la Universidad de Yale ubicada en Estados Unidos, halló la respuesta al por qué toda mujer tiene orgasmo.

Lo peculiar de todo lo revelado es que es debido a la especie más asemejada a nosotros: Los primates. A través de varios años, investigadores se han hecho la pregunta el por qué los orgasmos femeninos ya que éstos no tienen un papel concreto dentro de la reproducción a discrepancia de los demás mamíferos.

Dentro de la gran medida relacionada a mamíferos, con referencia al macho podemos decir que es el encargado de la ovulación a través del estímulo sexual que genera la hembra; por lo contrario, en el sentido de las mujeres, el clítoris desplazó hacia el exterior a través del canal vaginal y por ello disipó toda pauta relacionada a la reproducción. Eso consiguió ser el factor que alteró por varios años a todos los investigadores ya que a que al parecer no existe algún vínculo entre el orgasmo y el sexo reproductivo.

¿Orgasmo es solo algo hormonal?

Con referencia a lo que dice Gunter Wagner, especialista en biología dentro de la Universidad de Yale, “investigaciones anteriores se han logrado enfocar en la evidencia que brinda la biología humana y los ajustes de algún rasgo en vez del principio evolutivo que posee».

Por otra parte, Mihaela Pavlicev (quien ayudó a administrar la investigación) afirma lo siguiente: «es significativo hacer énfasis en que no se lograba concebir el orgasmo femenino humano como se ve puede apreciar en la actualidad «.

«Creemos que las hormonas son el núcleo que fue tal vez modificado en los seres humanos». Y añade: «Creemos que el aumento hormonal caracteriza un rasgo que conocemos como el orgasmo femenino en los seres humanos».

Lo que conlleva a que, gracias a las investigaciones, el orgasmo es implemente hormonal, ya que el cuerpo de toda mujer evolucionó con el fin de que esa estimulación sexual no deba tener algun contacto con la reproducción, ya que vosotras liberáis óvulos todos los meses sin recurrir a una estimulación sexual. Podemos decir que la evolución movió sus cartas en vuestros cuerpos del mismo modo que en la mayoría de las especies del planeta.

Lo atrayente de esta investigación es la afirmación en cuanto a que el orgasmo femenino no tiene que ver en el asunto de la reproducción.