Carolina y Estefanía de Mónaco hablan de su hermano Alberto

Carolina y Estefanía de Mónaco
Carolina y Estefanía de Mónaco

Carolina y Estefanía de Mónaco han decidido hablar de su hermano Alberto. En esta oportunidad lo han hecho a través de un libro que recogen las conversaciones a lo largo del tiempo. De hecho, ha sido con motivo del 60 aniversario del soberano.

El próximo 14 de marzo el príncipe Alberto de Mónaco cumple 60 años. Dentro de la Monarquía Europea representa un jefe de Estado poco común. De hecho, forma parte de una nueva generación de soberanos, cuenta con trece años llevando las riendas del Principado. En sus facetas de la vida que nadie ha conocido han sido sus hermanas Carolina y Estefanía las encargadas de recordarlas. En este sentido, Carolina ha dicho en una declaración:

“Posiblemente sea uno de los hombres más encantadores que puedas conocer”.

Tal afirmación la hizo en un libro con motivo del 60 aniversario del soberano, con el título: “Alberto de Mónaco, el hombre y el príncipe”. En efecto, el libro de 280 páginas plasma una serie de conversaciones de su entorno, captadas por dos reconocidas periodistas.

Ya se han adelantado algunos fragmentos del libro a través de una conocida publicación francesa. De hecho, es lo que se comenta del Príncipe hasta la fecha. Uno de los extractos decía:

“Todavía le veo un poco como mi hermano pequeño, algo que probablemente suene extraño teniendo en cuenta nuestras edades. Sin embargo, muchas cosas no han cambiado en él, su inmensa bondad, su honestidad, la rectitud que mostró desde niño y que tiene hoy como hermano, como hombre, como jefe de Estado… Pero en él ya había algo noble, puro, una bondad que nada ha logrado alterar”.

Carolina y Estefanía de Mónaco entre anécdotas familiares

Carolina y Estefanía de Mónaco
…han sido sus hermanas Carolina y Estefanía las encargadas de recordarlas.

En el libro también se puede leer algunas anécdotas y situaciones familiares que sucedieron dentro del Palacio. De hecho, en un relato de la princesa Carolina, habla de cuando sus hijos estaban pequeños,  Alberto era como un tío simpático y permisivo. En este sentido, la princesa expresa con humor ahora en su faceta de tía y de abuela:

“Ahora como padre comprende lo que es, le advertí que le iba a devolver todo lo que me había hecho. Así que me encargaré de que Jacques y Gabriella tengan provisiones de bombones, sobre todo por la noche. Esta va a ser una buena guerra”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.