5 tips de cómo vestir en invierno sin perder el estilo

cómo vestir en invierno

Uno de los más grandes dolores de cabeza que tenemos las mujeres en los meses de invierno, es que ropa usar para vernos bien sin congelarnos de frío. Y este año, que comenzó con varias alertas climatológicas, nevadas, y amenazas de olas de frío por debajo de los -15°C, elegir la indumentaria correcta es sencillamente indispensable para protegernos de las bajas temperaturas. Mantener el estilo en invierno no tiene porqué ser complicado, si bien es cierto; hay una par de prendas que son indispensables, si usamos un poco la imaginación podemos lograr unos excelentes outfits. En ese sentido, hoy te daremos un par de tips de cómo vestir en invierno, sin dejar de lucir fenomenal.

Hay que considerar que este año, muchos «tenemos a nuestro favor» el teletrabajo y las normas de distanciamiento social, lo que ha reducido significativamente las salidas de casa. Sin embargo, para no incrementar los niveles de contaminación ambiental con el uso excesivo de la calefacción o de chimeneas; lo ideal sería buscar alternativas de indumentaria o ropa para el frío con prendas de lana, polares o sudaderas surferas.

5 tips de cómo vestir en invierno

Bien sea que te toque estar dentro o fuera de casa, lo principal es mantener la temperatura corporal y protegerse de elementos ambientales como la nieve, humedad, lluvia o viento. Por otro lado, adicional a la indumentaria, no olvides mantenerte activo e hidratado, preferiblemente con bebidas calientes.

ropa para invierno
Aprende cómo vestir en invierno de forma cómoda y funcional

1 – Vestirse a capas

Esta tendencia también conocida como el «efecto cebolla», tiene como objetivo principal protegernos contra elementos exteriores, generar calor, y mantenernos libre de humedad. Como su nombre lo dice, consiste en usar varias prendas o capas de ropa, para aislar el cuerpo de las bajas temperaturas y podernos adaptar a los cambios climáticos durante día. La cantidad de prendas, puede variar de acuerdo a la actividad que se realice, pero por lo general con 3 o 4 prendas es suficiente si la temperatura no baja de los 10°C. Puedes distribuir tu ropa para el frío de la siguiente manera:

  • Primera capa: tejido térmico bien pegado al cuerpo. Esta prenda por lo general es confeccionada con telas de secado rápido, y su función es mantener el sudor alejado del cuerpo así como libre de humedad. Un plus para prenda, es que suelen ser de tela muy fina y no te aportará kilos de más, incluso algunas te pueden ayudar a definir mejor la silueta.
  • Segunda capa: esta prenda es la que aporta calor. Lo ideal es que sea de tejido polar o de lana, pero con las variaciones actuales de clima a veces resultan sofocantes. Para esos casos, podrías optar por llevar de repuesto alguna prenda más fina como camisetas surferas o polos manga larga, y realizar el cambio si la condición climática lo amerita.
  • Tercera capa: esta prenda por general la última, debe ser de fibra gruesa y preferiblemente de material impermeable y transpirable. Preferiblemente busca abrigos con cazadoras, capuchas o plumíferos, además de brindarte mayor protección contra el frío, funcionan como cortavientos.

2 – Olvídate de los vaqueros

Si tu intención es pasar un buen rato, olvídate de los vaqueros. La tela de jean es una de las telas más frías, y de las que mayor humedad retiene. Para proteger tus piernas del frío, lo más recomendable es chandal, los pantalones de pana, o leggins muy ajustados con interior polar. Estos últimos, pueden llegar a proteger tanto de las bajas temperaturas; que los puedes usar en los días más cálidos con una segunda capa de medias pantys, y atreverte con unos shorts o faldas cortas.

3 – Mantén caliente manos y pies

En las manos y pies se concentran una gran cantidad de vasos sanguíneos particularmente sensibles. Es por ello, que en los momentos mas friolentos son estas partes del cuerpo las que más sufren, y los dedos los primeros en congelarse. Para mantenerlas las manos bien abrigadas basta con optar por usar dos pares de guantes, uno de fibra térmica, y otros de lana; en caso de frío extremo las manoplas son la mejor opción ya que no deja separación entre los dedos y es más fácil generar calor.

Para el caso de los pies, olvidas la medias finas de naylon o algodón. Las medias de lana con forro interno pueden llegar a ser muy «chic» y darte un toque colorido, pero difícil de usar con algunos calzados; en este caso nuevamente deberás optar por medias térmicas o calentadores.

4 – Combinar el calzado

Ya en otras ocasiones hemos hablado de la importancia de tener unas botas camperas o botas de lluvia. Tus calcetines calientitos pueden ser muy útiles dentro de casa, pero no todos te servirán en el exterior, sin embargo tu elección de calzado sí. Para saber cómo vestir en invierno debes considerar tus opciones de calzado, y si tu presupuesto no da para gran variedad; lo mejor es optar por colores neutros, de altura y material cómodo (preferiblemente impermeable), para que te combinen con todo, y por supuesto no olvides la suela antideslizante.

5 – Diviértete con los accesorios

Los accesorios son quizá, la mejor oportunidad de mejorar tu outfit invernal. Aún teniendo pocas prendas, con los accesorios invernales correctos puedes ingeniarte para crear una gran variedad de looks. Los fulares o bufandas de colores o con estampados son perfectamente combinables, los gorros de lana, las orejeras, incluso las mascarillas te aportaran un toque especial. Recuerda que durante los meses de frío, protegerse la cara es muy importante para evitar la resequedad de la piel; así que en caso de mucho viento o frío extremo no dudes en optar por mascaras de tipo esquí.

Lo que debemos tener claro, es que no hay normas correctas o incorrectas de cómo vestir en invierno. Cada cuerpo y personalidad es distinta, y nuestro elección a la hora de vestir debe ser muy personal. Lo que si es una realidad, es que la naturaleza se muestra cada día mas imprevisible; por lo que invertir en alternativas de ropa para el frío, calzado y accesorios para el frío que sean adaptables a distintas variables climáticas es absolutamente necesario.

También podría interesarte: En el 2021 vuelve el estilo noventero de las mechas chunky