Zoe Saldaña: Una persona con los pies sobre la tierra

Zoe Saldana arrives at the Oscars on Sunday, Feb. 22, 2015, at the Dolby Theatre in Los Angeles. (Photo by Jordan Strauss/Invision/AP)

Es la latina más triunfante de HollywoodAvatar, Guardians of the Galaxy y Star Trek la han transformado en un imán para la taquilla, pero a Zoe Saldaña el reconocimiento de otros no le arrebata el sueño, y menciona en una entrevista con Efe que no requiere el «ser aceptada por la Academia».

La alienígena Neytiri vio cómo Avatar (2009) se transformó en la película con más recaudo en la historia (2.788 millones de dólares), y en la actualidad el director James Cameron prepara cuatro secuelas que empezarán a rodarse a finales de otoño o comienzos de 2017, según mencionó la intérprete. «He leído los guiones y vienen grandes e intensos», afirmó Saldaña, de 38 años, que se apuntó a otro éxito sideral con Guardians of the Galaxy (2014), en el puesto 64 de la lista de películas más triunfantes de la historia, con 773,3 millones de dólares. La secuela de esa cinta conseguirá llegar a las salas el año que viene.

Y por ahora, el día 22 ve la luz Star Trek Beyond, la tercera entrega de la mítica saga galáctica, donde intérpreta de nuevo a Uhura, la oficial de comunicaciones de la nave Enterprise.

Saldaña está realmente contenta y satisfecha con su estatus en la industria, no obstante es sensata de que, con ese expediente a sus espaldas, las cosas serían distintas para ella si fuese un hombre. «Sí, lo serían», dijo segura de sí misma. «Pero asimismo depende de la personalidad. Yo no soy afanosa. Me considero una persona triunfante, pero no me obsesiona el Oscar», señaló la actriz, hija de madre puertorriqueña y padre dominicano.

zoe-saldana-wallpaper-1Saldaña reflexiona sobre el sistema de Hollywood que está marcado por «los bienes, las amistades y los juicios personales», y que, al fin y al cabo, a unos pocos individuos se les da «un gran poder», fundamentalmente al momento de concretar quién es merecedor de premios. «¿Yo voy a poner mi vida, mi felicidad, mis dotes como actriz en las manos de unos individuos que me van a decir quién es un gran actor o qué es una gran película? Eso es mierda. Acato lo que debiese representar la Academia, pero no es balanceada ni es limpia. No requiero el ser aceptada por ellos», dijo la artista.

«Lo demandada que yo esté lograría ser una decisión propia. Prefiero mis proyectos y cuando no trabajo, estoy en mi hogar y vivo mi vida. No intento ser un éxito constante. No poseo ese tipo de ambiciones. No quiero vivir así», señaló Saldaña.

La intérprete tiene muy claras sus prioridades, tanto en lo personal (su marido, Marco Perego, y sus dos gemelos) como en lo profesional. «Sé lo que me hace feliz y sé que hago feliz a las personas. Si nadie viese mis películas, debería de modificar algo. Pero las ven y les agradan porque yo formo parte de esa gente. Estoy en sintonía con ellos ya que solo soy una artista trabajadora», dijo.