6 consejos de belleza para reparar las uñas dañadas

Ese momento incomodo en el que una uña sufre algún accidente y termina por romperse y no saben qué hacer en ese instante ya que es señal de que están débiles y quebradizas, secas y hasta dañadas por lo que es imposible lucir unas manos muy bellas.

Pero no se preocupen, el día de hoy os traigo una serie de consejos bastantes útiles que podrán aprovechar para devolverles la vida y el vigor a esas uñas para que no tengan más excusas a la hora de presumir vuestra manicura.

6 consejos de belleza para reparar las uñas dañadas

Baño de aceite de oliva: Solo convendrán 10 o 15 minutos para obtener un excelente resultado. Llenen un depósito pequeño con aceite de oliva extra virgen y bañen vuestros dedos. Deben repetir la maniobra todos los días durante un mes. Después, solo será requerido hacerlo dos veces por semana. Con ese remedio casero modificarán esas uñas quebradizas por unas uñas enérgicas y libres de escamas, con un gran grosor y firmeza a las fatalidades del día a día.

 Mima esas cutículas: Utilicen una crema hidratante para atender esas cutículas. Olvídense de la pereza y hagan masajes en las uñas antes de ir a la cama. La carencia de hidratación puede generar grietas e incrementa el riesgo de infección. Deben ser precavidas.

No abusar de las uñas: Hay situaciones en la cual, utilizan vuestras uñas como simples herramientas y en realidad no lo son ¿Cuántas veces se ha escuchado lo siguiente: «Inténtalo tú, que las posees más alargadas»? El abuso asimismo crea roturas innecesarias, por ejemplo, al abrir latas de sodas. Utilicen un bolígrafo o de cualquier otro objeto y eviten males mayores.

Utilicen siempre guantes: Lavas esas vajillas, en las labores de limpieza del hogar o en el jardín deben utilizar siempre los guantes. Esos detergentes y otros productos perjudican y estropean brutalmente vuestras manos. No las deben exponer a peligros innecesarios que lograrían evitarse con un buen cuidado.

Jamás olviden las vitaminas: Para vuestro organismo en corriente y para las uñas en esta ocasión. Las vitaminas A y C y el calcio son fundamentales para la salud de vuestras manos. Procuren ingerir alimentos que añadan los nutrientes requeridos con una dieta balanceada donde no falten frutas y verduras, y apliquen la fórmula mágica de “mente sana en cuerpo sano”.

Tómense un buen respiro: Esmalte y acetona, acetona y esmalte y así sucesivamente sin detenerse un rato. Deben darle a vuestras uñas un poco de aire y hacer varios descansos impidiendo la aplicación de los dos productos. Deben dejar que brillen con baños de sol para su rediseño.