Tipos de relleno de ácido hialurónico que deberíamos conocer

tipos de relleno de ácido hialurónico

En los últimos años, la medicina ha hecho notables avances en materia de salud estética, aprovechando las grandes tecnologías disponibles, han podido sintetizar nuevos cosméticos y mejores tratamientos, que permiten un cuidado de la piel de manera mucho más eficiente. 

Dichos cosméticos de acuerdo a su composición, pueden clasificarse en función del tiempo de vida que tendrá en el tejido, (temporales, semipermanentes y permanentes). Asimismo, hay otra clasificación que es en función del relleno que utilizan, entre ellos, el rellenador instantáneo con estimulación de colágeno, el ácido hialurínico, ácido poliláctico, polimetilmetacrilatos, entre otros. 

Entre los rellenos temporales, el ácido hialurónico es quizás el que mayor popularidad ha ganado en los últimos años, debido a las notables y destacadas aplicaciones que hoy tienen. Tal aceptación en el mundo de la medicina estética, se debe al perfil de seguridad que brinda, anudado a que ofrece excelentes resultados, con métodos de aplicación bastante sencillos. 

Hoy en día existen dos tipos de rellenos de ácido hialurónico de última generación, cada uno con utilidades y aplicaciones diferentes, persiguiendo distintos resultados de acuerdo a las necesidades de cada paciente. 

En este artículo queremos hablarte de los distintos tipos de relleno de ácido hialurónico que deberíamos conocer. No sin antes explicar un poco de qué va este tratamiento estético que tanto éxito y popularidad ha cobrado en los últimos años. 

¿Qué es y para qué sirve el ácido hialurónico?

Desde el punto de vista técnico, el ácido hialurónico es una molécula producida de manera natural por nuestro organismo, con la finalidad de mantener saludables e hidratados los distintos los tejidos cutáneos, cartílagos y articulaciones que componen el cuerpo. 

Como sabemos, con el paso de los años nuestro organismo va perdiendo la capacidad de generar y regenerar ciertos elementos, entre ellos el ácido hialurónico. Esto es fácilmente evidenciable porque la piel empieza a perder elasticidad, debido que los los tejidos no se hidratan correctamente, provocando arrugas y flacidez. 

Por esa razón, en la Clínica ​​María Ríos recomiendan la aplicación de ácido hialurónico en sus distintas presentaciones, con la finalidad de compensar la falta de hidratación que se va presentando en el organismo. Este tratamiento está pensado especialmente para combatir todos los signos de envejecimiento facial que son producto de la atrofia de grasa, la pérdida de la hidratación natural y la capacidad de generar colágeno naturalmente, produciendo arrugas de expresión. 

De acuerdo a la comunidad científica en materia estética, las aplicaciones de ácido hialurónico en sus distintas formas de relleno, son la opción más segura y eficaz para tratar problemas de calidad y aspecto en la piel, relacionadas principalmente con la edad. 

Los diferentes tratamientos de ácido hialurónico, la mayoría están pensados para ser inyectados directamente en la piel para rellenar zonas específicas que se evidencie la falta de hidratación. A continuación, los usos más cotidianos de este tipo de tratamientos:

  • Se inyecta para la reducción de arrugas en el rostro
  • Para moldear las mejillas
  • Corregir de líneas de expresión y forma de los labios
  • Disminuir los síntomas de flacidez en la piel
  • Mejorar la hidratación y la elasticidad de la piel
  • Disminuir las marcas en la piel provocadas por cicatrices, lesiones o por acné.

Tipos de relleno de ácido hialurónico

Como comentábamos al inicio de la publicación, actualmente existen solo dos tipos de relleno de ácido hialurónico, sin embargo, se aplican en diferentes zonas y en densidades distintas. Los tipos son el reticulado y el no reticulado. Si bien es cierto, sus composiciones son similares, ambos cumplen funcionalidades diferentes, aunque ambos comparten la funcionalidad de hidratar los tejidos.  

Seguidamente conoceremos en detalle, el funcionamiento y la utilidad de los distintos tipos de relleno de ácido hialurónico. 

1. Ácido hialurónico reticulado 

ácido hialurónico reticulado
El ácido hialurónico reticulado es ideal para dar volumen en ciertas zonas del rostro.

Este tipo de relleno se usa principalmente para dar volumen en la zona de aplicación. Se trata de una sustancia de gran consistencia y rigidez, permitiendo que pueda tener una muy buena durabilidad en el cuerpo. Claro está que, de acuerdo a las necesidades de cada paciente y las características anatómicas del mismo, se utilizará en mayor o menor densidad. 

Principales zonas de aplicación del ácido hialurónico reticulado:

  • Para el aumento o perfilamiento de los labios
  • Eliminar ojeras o hendiduras bajos los ojos producto del envejecimiento
  • Relleno de arrugas estáticas y profundas
  • Incrementar el volumen de los pómulos
  • Rellenar la zona malar
  • Resaltar la línea de la mandíbula y del mentón.

2. Ácido hialurónico no reticulado

Por su parte, el ácido hialurónico no reticulado al ser mucho más ligero e inestable, sirve especialmente para complementar la hidratación. De manera recomendable es combinado con una serie de nutrientes esenciales y vitaminas que perimen ofrecer a la piel mucha mayor nutrición. 

Actualmente en el mercado existen un gran número de productos de rellenos dérmicos con distintas densidades y propiedades singulares, cada uno para tratar distintas zonas del rostros para conseguir diferentes resultados, entre las que destacan; prevención de líneas finas de expresión, arrugas y remodelación del contorno del rostro. 

Si bien es cierto, todos los tipos de rellenos de ácido hialurónico son totalmente reversibles y se eliminan naturalmente del cuerpo, es totalmente acudir a un especialista como el Dr. Juan Carlos Poyatos Serrano​ ​Máster en Medicina Estética ​por la Universidad Islas Baleares nº col. 3641​, para que nos asesore y nos ofrezca el mejor tratamiento adaptado a nuestras necesidades particulares.