Preparación de las famosas antes de los Premios Oscars 2016

Además de ser bendecidas por parte de la cuestión genética a través del poder de Dios, para deslumbrar en la alfombra roja de los Oscars este domingo, deben someterse a regímenes draconianos, duras sesiones en el gimnasio y hasta recurrir al botox. He aquí las tres principales técnicas de debut ante los espectadores de la próxima aclamada premiación.

Régimen Saludable

Lograr lucir espectacular físicamente también resulta difícil para los famosos, las estrellas olvidan sus dietas controladas y pasan a regímenes draconianos.

Seis semanas antes, dejan los hidratos de carbono, reducen las cantidades y comen sobre todo proteínas y verduras, o al menos así lo cuenta la entrenadora Valerie Waters, que ha trabajado con Jennifer Garner y que cobra entre 250 y 350 dólares la hora.

El alcohol y los dulces están prohibidos, las actrices saben que serán fotografiadas desde todos los ángulos, por lo que sus entrenadores son intransigentes.

La gran mayoría se entrena todo el año, pero Waters todavía recuerda cuando la vino a ver Courtney Love para que la pusiera en forma de cara a unos Globos de Oro.

“Nunca había ido al gimnasio y solo teníamos tres semanas. Al final apareció maravillosa”, asegura.

Vestimenta

El vestido que escogen para una de las galas más importantes del año puede impulsar o arruinar sus carreras. Lupita Nyong’o, por ejemplo, se convirtió en un ícono de moda y logró millonarios contratos publicitarios gracias al estilismo azul cielo de Prada que lució en 2014, año en el que ganó un Oscar.

Lo ideal es empezar a planear el diseño a partir de noviembre, para tener tiempo de realizar entre dos y cuatro pruebas.

Uno de los detalles más importantes es que “se vea bien en las fotos, no vale solo sentirse cómoda”, cuenta Penny Lovell, guardiana ocasional de los armarios de Taylor Schilling y Rose Byrne.

Pero para llegar al gran día, primero hay que superar una temporada de premios que conlleva ir a galas, fiestas, actos benéficos, conceder entrevistas de televisión y encontrarse con los fans.

“Eso implica más de veinte conjuntos”, explica a la AFP la estilista Petra Flannery, que viste a Daisy Ridley, Claire Danes y Amy Adams. Vestidos y joyas, el complemento imprescindible a toda puesta en escena, son devueltos en cuanto se apagan los focos. Cada estilista puede cobrar entre 1.500 y 6.000 dólares por día.

Cero Arrugas

Está totalmente prohibido hacerse un lifting o someterse a cualquier cirugía que provoque hematomas durante varias semanas.

Por eso, las estrellas tienen una oferta muy amplia de tratamientos cosméticos, como las inyecciones para lograr labios más carnosos o el botox. El precio oscila entre los 500 y los 2.000 dólares.

“Quiero que tengan un aire juvenil y fresco, sin pasarme para que puedan sonreír de forma natural”, dice a la AFP el cirujano plástico Ashkan Ghavami, que cuenta a la cantante Iggy Azalea entre las famosas que trata.

Además de los típicos peelings químicos, las actrices se hacen tratamientos de exfoliación y tonificación para lucir una piel brillante.

El salón Tracy Martyn de Nueva York se ha hecho famoso por su “Red carpet facial” (alfombra roja facial), disponible por 600 dólares. Kate Winslet y Susan Sarandon son algunas de sus clientes más fieles.

Por ahora, Mila Kunis tiene el récord de haberse gastado 7.000 dólares para embellecer su rostro a base piedras preciosas, de cara a los Globos de Oro de 2011, según la prensa estadounidense.

Compartan este artículo con vuestros amigos de Facebook y Twitter.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.