Nicole Kidman: «La sencillez forma parte de mí»

La chica calendario, de eso trata el último trabajo de Nicole Kidman. Alejada del glamour que generan las alfombras rojas, y de la interpretación que eso implica al momento de transformarse en la estrella de Hollywood que nuestra famosa del día de hoy es, se muestra en el Calendario Pirelli 2017 con un recogido un tanto descabellado.

La misión del fotógrafo Peter Lindbergh con sus 15 modelos era poder desnudar su alma, dejándoles más descubiertas que si llevasen algún atuendo. Y la artista australiana, en los momentos que no actúa, es una mujer con 49 años de edad y mamá de dos pequeñas niñas (Sunday Rose con 8 años y Faith Margaret de 6) la cual se pasa gran parte de su tiempo con un moño sin casi maquillaje, dice.

“Así tal cual, como encaro mi vida en la actualidad, la sencillez forma parte de ella. Ya que el tiempo es algo bastante querido y no lo deseo derrochar”. Por lo que la decisión la cual la llevó a esos días a París conjuntamente fue algo decisivo debido a que quien iba a estar del otro lado de la cámara era un amigo. Los dos trabajaron por primera vez hace una década (ninguno logró recordar la fecha exacta), en el momento que el fotógrafo alemán la transformó en un chico para retratarla.

Es así como sin pretenderlo, Kidman formó parte del “acto de rebelión” en el que transformó Peter Lindbergh con su tercer almanaque para la marca de neumáticos, el cual se conoce por la desnudez que dio paso a una denuncia en cuanto al concepto de hoy en día sobre la belleza y la presión en asuntos de “perfeccionamientos” y la “juventud”.

“No se trata de un acto de rebelión, pero conseguir realizar fotografías así es algo que se debe celebrar”, dice Kidman. “En el instante que me dijeron para participar, pensé que Pirelli estaba haciendo algo temerario en los tiempos de hoy en día, y que se trató de una declaración con intenciones poderosas en cuanto a las mujeres”.

Tiempos, en definitiva, en donde diversidad de los colegas de profesión alzaron su voz para solicitar una igualdad salarial y le han dado el apoyo al movimiento Ask Her More (pregúntale más, en español), con el cual las artistas viven reclamando el poder hablar de sus carreras tanto o más que el estilismo que tienen en las alfombras rojas.