Las exigencias de Jennifer López

Cuando de pedir las cosas más locas y hacer lo inimaginable se trata, nadie le gana a los famosos, o al menos así lo han dejado ver, y es que solo las personas más arrogantes del mundo tienen el pensamiento de irse de compras y pagar a todas las tiendas las ganancias del día para que se cierre todo el establecimiento comercial y ser la única persona comprando ese día, y si, esto hizo la riquilla actriz latina Jennifer López.

La cantante ha marcado antecedentes pagando para que cierren por un día los Malls de varios países para irse de shopping con tranquilidad y no ser observada por nadie. También se sabe que en cada gira ella carga sus propias sábanas hechas de 250 hilos y le gusta que todo en su habitación de hospedaje sea de color blanco.

unnamed (1)López, se ha ganado la reputación de ser una estrella a quien no le tiembla el pulso cuando de poner demandas se trata, pero la diva del Bronx asegura que en su vida privada no pide nada fuera de lo común para ser feliz.

«A la gente le encanta comentar: ‘¡Oh Dios mío! ¡Quiere unos M&M’S! ¡Está loca!’ Pero todo el mundo tiene sus caprichos, como las patatas fritas o el agua», afirmó ella.

Sin embargo, algo que de verdad no ha probado desde hace años la actriz que recientemente ha abandonado su papel de juez en ‘American Idol’, es el alcohol. La estrella afirma que no lo ha probado durante años porque su madre Guadalupe le enseñó a ella y a sus dos hermanas que beber en exceso es pernicioso.

«No bebo nada. Mi madre nos inculcó esto desde que éramos muy pequeñas. Nos dijo que no era bueno hacerlo y nunca me he dejado vencer por la tentación», contó.

Pero por si fuera poco, otro capricho que ha causado polémica por parte de la diva, con el que ya ha ido algo lejos, es que se suponía que la cantante tenía que actuar en la ceremonia inaugural de la “Indian Premier League” de cricket, pero a cambio pidió un avión privado y un hotel prácticamente vacío para alojar a todo su séquito: diseñadores, asistentes y un chef personal. La organización se negó y la reina no salió al escenario dejando plantados a 60 millones de espectadores.

Al leer las exigentes peticiones de la cantante de 43 años, lo único que se viene a la cabeza es que se le han olvidado sus orígenes humildes. Se ha perdido la “Jenny from the block” de la que hablaba Jennifer López en su exitosa canción, pues dentro de estos caprichos ya no se encuentra ni la más mínima fracción de su amor a la vida y humildad, por ninguna parte.

Compartan este artículo con vuestros amigos de Facebook y Twitter.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.