Whoopi Goldberg fue confundida con Oprah Winfrey en la premiación Oscar 2016

Entre tantos escándalos que pueden causarse en un evento tan importante como el que se lleva a cabo la noche de la entrega de los aclamados premios Oscars, resulta insólito un error por parte de entes importantes asociados a la alfombra roja en honor al paso de los famosos, y esto fue lo que le ocurrió a la página especializada en moda y belleza “Total Beauty”, quienes a través de su portal de Twitter con su cuenta oficial: @TotalBeauty ha publicado una información errónea, dando a conocer una fotografía de la popular y extraordinaria actriz Whoopi Goldberg, y comentando ser la periodista estadounidense Oprah Winfrey, confundiendo así su look, físico y parecido, y cometiendo la equivocación de nombre en la publicación, un error en el que se vieron perjudicadas más las actrices que la misma página promotora. Las redes no tuvieron piedad de ellas. En un mundo global, con una herramienta tan mordaz como Twitter, la actriz Whoopi Goldberg se convirtió en una de las protagonistas indirectas de la gala en cuanto hizo su aparición

en el evento anual, del presente 2016. Whoopi ha dado de que hablar no sólo por el incidente por parte de la página, sino también por otros factores importantes de la noche, como fue una de ellas, ser una de las actrices negras que decidió no boicotear la gala aunque sí dio un discurso reivindicativo a pie de alfombra. El tercer hecho por el que ha llamado la atención, es por la elección de un estilismo que no le favorecía especialmente, con unas joyas imposibles en forma de pulpo que se convirtieron en material provechoso para memes en la Internet. Y por última impresión, se encontró el inesperado cambio físico de la estrella ante el público ajeno a los Estados Unidos, quienes no están acostumbrados a verla en la televisión, y observaron el aumento de peso y edad de la protagonista de ‘Ghost‘ y ‘Sister Act‘.

whoopi3Goldberg acudió a la gala acompañada de su hija, Alex Martin. Vestida con un diseño de Sevan Bickaci que no hacía sino acentuar sus curvas, la actriz neoyorquina ha sido objeto de caricaturas y hasta de bromas donde la comparaban con Mike Tyson. Los puristas además han criticado la elección de un escote que dejaba al aire un inmenso tatuaje en su hombro derecho, lo que no es especialmente elegante.

Al notar el vistoso tatuaje, el portal ‘Total Beauty’ publicó el siguiente tweet: «No teníamos ni idea de que Oprah estuviera tatuada, y nos encanta«. Fue la yesca para el incendio en las redes, que no perdonaron el lapsus, eclipsando el discurso de Goldberg a la entrada de los Oscar por el tema de la discriminación de los actores negros en la industria. Según la veterana actriz, la decisión de sus compañeros de color de boicotear la gala no era acertada. «Lo único que pasa si no estamos en los sitios, es que dejamos de estar en los sitios», explicó con una redundancia muy elocuente. Lo cierto es que hace tiempo que Goldberg se ha liberado de la tiranía física de Hollywood. Es una de las pocas actrices que ha ganado un Oscar, un Grammy, un Tony y un Emmy, lo que da idea de la versatilidad de su carrera. Últimamente, con la actuación un poco apartada, ha encaminado su carrera profesional a la televisión y a la escritura. Publica regularmente libros para niños y adultos, y tiene una interesante carrera como productora teatral. En resumen, parece que la artista puede ir vestida a los Oscar básicamente como le dé la gana.

Compartan este artículo con vuestros amigos de Facebook y Twitter.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.