Katy Perry no asistirá a los Grammy 2016, gracias a Swift.

La cantante de “Hot and cold” “Roar” “Firework” y demás éxitos de la Internet, que además acapara muchos titulares mediante la dubitativa noticia de estar saliendo con Orlando Bloom, es la encargada de organizar una fiesta pre Grammys en Cicada, en la localidad de Los Ángeles, donde pretende invitar solamente a cantantes, productores, y autores de canciones, a disfrutar una noche de etiqueta, donde le esta terminantemente prohibida la entrada a managers, publicistas y reporteros.

Destacando entre artistas, a diferencia de la mayoría, la estrella pop afirma no asistir al magistral evento del 2016, sin justificar razón alguna. Se rumorea, que a la rencorosa mujer le disgusta la idea de asistir a un lugar donde también se presentará su mayor rival Taylor Swift, quién debido a su robo de cuerpo de baile para el “Red Tour” 2014 marcó un odio interminable en la relación que se creía ser formidable al principio.

Katy-Perry-For-MoschinoCuando no se quiere encontrar con alguien, lo mejor que se puede hacer es no ir a donde vaya esa persona, por lo tanto, Katy Perry prefiere quedarse en casa, en pijama y desmaquillada, gozando de entremeses en su cómodo hogar, y “disfrutar” del evento por medio de la televisión, aunque se presume no será dichoso para sus ojos el hecho de ver a Taylor bañada en premios, ya que es lo que se espera debido a sus 7 nominaciones para esa noche, prefiriendo maldecir a la almohada que intentar una cara de Poker eficaz que logre evitar mostrar su disgusto ante ella en pleno show.

Al ser preguntada por la lista de invitados, la ex de Russell Brand dijo que Taylor Swift sí estaba invitada, al ser una artista que además tiene muchos Grammys en su carrera. «Su asistencia solo depende de su agenda», confirmaba la intérprete de Roar.

Anteriormente Taylor Swift concedió una entrevista a la revista Rolling Stone en la que hablaba de su misteriosa enemiga sin desvelar jamás su nombre: «Durante años dudé si éramos amigas o no. En algunas entregas de premios ella se me acercaba y me decía cosas que no sabía si tomármelas de una manera amistosa o como el peor insulto que me habían soltado en mi vida. El año pasado hizo algo tremendamente horrible así que pensé que había cruzado la línea y que éramos enemigas declaradas. ¡Y ni si quiera fue por un chico! Era por negocios. Básicamente ella trató de sabotear una de mis giras. Quiso contratar a un grupo de personas que trabajaban conmigo. A mí no me van para nada los conflictos. Odio las peleas, así que lo que hago ahora es evitarla” . Así se manifiesta la enemistad recíproca ente las estrellas, por lo que la decisión de Katy ha sido la más audaz ante la situación, si no se espera una reconciliación.

Compartan este artículo con vuestros amigos de Facebook y Twitter.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.