3 verdades sobre Scarlett Johansson

Hoy os traigo algo interesante que muchos de vosotros deberíais conocer sobre esta imponente actriz que incursiona de maravilla en el mundo de los superheroes, pero aparte de ello, es una maravillosa persona que merece el respeto de todos los seguidores es por ello que os dejo 3 verdades sobre Scarlett Johansson

1 – No práctica el nudismo pero, se deja llevar en esas escenas

Es la única famosa que cogió dos veces el título a la mujer más sexy que concede la revista Esquire. Conjuntamente supo reprocharse y ser dura con su físico al estar cara a casa con el espejo, Johansson se siente bastante bien con su cuerpo, y ya no requiere estar flaca para verse bien. Sugiere a las mujeres a educarse y a aceptar el auténtico cuerpo ya que hallarlo es la mejor manera de conseguir sentirse bien y contenta con la propia forma. En Under the skin (Jonathan Glazer, 2013) requirió de soltarse las prendas y lo hizo con gran sencillez y no se consideró juzgada. La intérprete neoyorkina de 31 años afirma que las escenas de sexo le resultan sobresalientes y los desnudos son para ella una terapia ya que le dejan seguir y dejarse llevar sin reprocharse tanto.

2 – Afirma que requiere una gran familia para sobrevivir y su apoyo incondicional es su madre

La actriz nativa y criada en Nueva York estaba consignada a transformarse en una verdadera celebridad. Progresó estando rodeada del arte. Su padre es arquitecto y su madre, Melanie Sloan, labora como productora y es gran observadora de películas. Scarlett la precisa como «una biblioteca de cine andante». Melanie transportó a su hija a los principales castings y la animó a que principiara con apenas 9 años en el filme North (Rob Reiner, 1994), junto a Elijah Wood y Bruce Willis. Cuatro años a continuación representó a la memorable Grace MacLean en El hombre que susurraba a los caballos (Robert Redford, 1998). De pequeña no le interesaba la fama: Se consagraba a regocijarse del trabajo. Su madre es la persona en quien más se apoya y señala que le debe todo lo que obtuvo. Ya que Melanie la instruyó y atendió para que cargara una vida normal y no se enredase, más allá del éxito. Impulsó a que su hija fuese a la escuela como cualquier niño y disfrutara de amigos en el barrio. Scarlett no deja de lado sus orígenes, posee los pies sobre la tierra, procura ser «realista y cautelosa» y no se deja influir tan fácil.

3 – Intenta no prestarle atención a las críticas o comentarios que le llegan

Si observa alguna foto suya en la portada de una revista, no la busca. Su abuela es la encargada de conseguirlas todas y se las pasa. Más bien, una vez la convocó para congratularla ya que se había enterado por un tema en el que su nieta estaba embarazada y «ni siquiera me creía cuando le decía que era mentira», señala la actriz entre risas. La intérprete nunca lee las críticas de cine de sus películas, a excepción de alguna ocasional que le remiten por ser «brillante o perspicaz». Tiene asegurado que no le impresionen en ningún sentido. Asimismo, le parece una pérdida de tiempo leyendo eso ya que es inadmisible «volver atrás y rehacer las cosas». Está firme en lo que hace con su trabajo ya que siendo actriz no la completará el resto de su vida, así que posee diferentes proyectos entre manos que no apelan ninguna conexión con el cine. Ya ha realizado diseños para Reebok, pretende hacer una línea de ropa masculina, le concierne entrar en el mundo de la agronomía y no descarta instituir su propio restaurante.