Home BELLEZA MAQUILLAJE Lo que debes saber acerca del maquillaje semipermanente

Lo que debes saber acerca del maquillaje semipermanente

ventajas del maquillaje semipermanente

Con el ritmo de vida tan acelerado que llevamos en la actualidad, que cada día haya más alternativas para ahorrarnos un par de pasos en nuestra rutina de cuidado y belleza siempre se agradece. Los productos multipropósito para la piel, los hidratantes con color y protección solar o los stick funcionales tanto para ojos, labios y mejillas, sin duda representan una gran ayuda cuando vamos en contra de las manecillas del reloj, pero no deseamos salir de casa simplemente con la “cara lavada”.

Sin embargo, más allá de estas novedades, una alternativa que se ha popularizado en los últimos años, puesto que garantiza una buena apariencia sin necesidad de invertir mucho tiempo, es el bien conocido maquillaje semipermanente. En este artículo, te hablaremos de sus ventajas, su maravillosa funcionalidad, entre otras consideraciones que debes tener en caso estés contemplando optar por el maquillaje de larga duración.

¿En qué consiste el maquillaje semipermanente?

Como su nombre lo indica, se trata de un maquillaje de larga duración pero con permanencia limitada, que consiste en la aplicación de pigmentos en las capas más superficiales de la piel con la intención de imitar el vello o cierto rasgos con color en algunas partes del rostro. Las técnicas empleadas, son la micropigmentación o tatuaje estético como también se le conoce, y el que actualmente es mucho más popular, el microblading.

En el caso de la micropigmentación, la implantación de pigmentos de color se realiza entre la dermis y epidermis, razón por la que asocia más a un maquillaje permanente o tatuaje. No obstante, aunque su duración se puede extender hasta unos cinco años dependiendo el tipo de piel, la realidad es tarde o temprano el pigmento se va desvaneciendo.

Para la micropigmentación, se emplea una aguja que diseña, dibuja y pinta, muy similar a la que se utiliza para la realización de un tatoo convencional. Y aunque inicialmente, en la década de los 90′ fue muy popular para el diseño de cejas, conforme se fue perfeccionando la técnica e ideando nuevas herramientas su aplicación se fue extendiendo. Hoy en día, aparte de cejas, es utilizado para dar toques de color en los labios, crear delineados en el párpado, imitar pecas, incluso para ocultar marcas o irregularidades de piel, vitíligo y hasta cicatrices.

El microblading por su parte, es una técnica más “reciente” que tiene sus orígenes en un tipo de tatuaje tradicional japonés conocido como tebori. Ésta consiste en el dibujo pelo a pelo y amano alzada para perfilar, rellenar o crear la forma de la ceja. Para ello, se utiliza una pluma de metal que consta de una selección de agujas muy finas, así como pigmentos naturales.

A diferencia de la micropigmentación, con el microblading el pigmento se mantiene sobre la epidermis por lo que su duración suele ser menor, alcanzando entre 12 a 18 meses con los cuidados necesarios.

Debido a que los resultados obtenidos son mucho más naturales en comparación al tatuaje cosmético, o al menos en el caso de las cejas, el microblading en Madrid es un tratamiento sumamente demandado. Esto en parte, también se lo podría atribuir a que las tendencias de maquillaje varían constantemente, y comprometerse con un estilo específico durante muchos tiempo, es algo que pocas mujeres quieren en estos momentos.

Ahora, si vas por unos labios voluminosos, delineados y con una tonalidad marcada pero muy sutil, probablemente una micropigmentación se adapte mejor a tus necesidades.

Ventajas del maquillaje semipermanente

Antes de que salgas a buscar un centro de microblading en Barcelona o cualquier otra ciudad de España, siempre será necesario consultar con un especialista cuál técnica de maquillaje semipermanente es la que más nos beneficia de acuerdo al objetivo que queramos alcanzar con él, así como el área del rostro que queramos maquillar. 

Y si bien a este punto, las ventajas de este tipo de tratamientos son un poco obvias, igual te haremos un pequeño listado de lo que puedes esperar al elegir cualquiera de las dos técnicas.

  • Ahorro de tiempo: al no tener que crear diariamente la forma de tus cejas para lograr un acabado o perfilado perfecto.
  • Arreglada en todo momento: incluso puedes llegar a despertar con una perfecta apariencia de “make up no make up”.
  • Maquillaje semipermanente completo: además de las cejas, puedes optar por un delineado en parpados y coloración en los labios.
  • Pigmentos naturales: en la mayoría de los casos y generalmente hipoalergénicos, por lo que las reacciones adversas son muy poco habituales, aunque depende mucho del tipo de piel.
  • Durabilidad: cualquier técnica de maquillaje semipermanente garantiza al menos un año de durabilidad en buen estado. Claro que, como cualquier otro “ tatuaje” se requieren de unos cuidados básicos específicos.
  • Acabados: aunque en términos de naturalidad el microblading tiene un mejor acabado, la técnica de la micropigmentación puede rellenar y disimular incluso imperfecciones.
  • Personalización del diseño: ajustado a tus rasgos y respetando facciones, simetría del rostro, tipo y color de piel, tonalidad del vello, con la intención de realzar la belleza y naturalidad.
  • Mejora la apariencia de tu rostro: al poder modificar el tono, densidad o forma de ciertos rasgos y lo mejor e todo, de manera prolongada.

Ciertamente, las ventajas del maquillaje permanente son muchas. Lo que no necesariamente implica el riesgo de tener una que otra complicación, especialmente en manos sin experiencia. Te en cuenta que un mal manejo de las herramientas, un pigmento de mala calidad, no respetar las condiciones de higiene necesarias, son sólo algunos de los factores que podrían afectar tu tratamiento. Por ello, mejor elegir centros profesionales con conocimiento de la técnica y garantía de resultados.

También podría interesarte: Los tratamientos de pelo más demandados para lograr un liso ideal

 

 

Salir de la versión móvil