Tully, la película más cruda sobre la maternidad

Tully, la película más cruda sobre la maternidad

No hay duda de que Charlize Theron es toda una experta cuando de cambiar para una película se trata. Con Tully lo ha demostrado una vez más; para esta cinta tan cruda y real sobre la maternidad, la actriz debió aumentar 20 kilos.

Tully narra la historia de una madre aún joven; con dos pequeños hijos y un tercero que llega muy pronto. Cuenta como se siente bastante colapsada entre las actividades diarias que la maternidad y el cuidado de un hogar requiere; pasando por las aventuras de ser representante escolar.

Tully y la realidad poco contada de las madres actualmente

Al inicio de la película su protagonista, Marlo debe enfrentar el nacimiento de su tercer hijo y como sorteará esta nueva aventura; tomando en cuenta que hacerse cargo de los dos anteriores ya era bastante pesado.

Tully, la película más cruda sobre la maternidad
Tully, la película más cruda sobre la maternidad

Sufriendo los efectos de la depresión pos parto y todo lo que supone tener que pasar noches sin dormir, sacarse la leche y no tener colaboración en casa; ya que su marido llega cansado del trabajo; con muy pocas ganas come y supervisa los deberes de los niños antes de ir a la cama.

Tully es el nombre de la niñera que el hermano de Marlo decide contratar para que colabore en las noches con ella y su bebé recién nacido; una joven con toda la energía necesaria para encargarse de la situación y la madre por fin pueda dormir.

El director de Tully es Jason Reitman; quien también fue el responsable de cintas como Up y Juno; con Charlize ya había trabajado en Young. Su técnica se basa en aplicar la comedia para narrar las tareas más simples de la cotidianidad.

[su_heading size=»17″]A pesar de ser bastante cruda ha sido bien recibida por la crítica; tomando en cuenta que aborda temas que muchas veces se pasan por alto en este tipo de cintas. [/su_heading]

(También te puede interesar: El look mariposa de Charlize Theron)