Home BELLEZA CUIDADO DE LA PIEL Recomendaciones para cuidar la piel sensible

Recomendaciones para cuidar la piel sensible

recomendaciones para cuidar la piel sensible

La piel sensible es aquella que se irrita o se enrojece fácilmente, en especial si se expone a ciertos factores ambientales, como la radiación solar, o a ciertas sustancias, como los colorantes. Desde luego, este tipo de problema requiere de cuidados adicionales. Si este es tu caso, tendrás que tomar varias medidas para tratarla. Afortunadamente, marcas como Lancaster se aseguran de que tengas un producto con el que puedas disfrutar al aire libre sin preocuparte por el enrojecimiento o la irritación. A continuación, daremos las mejores recomendaciones para cuidar la piel sensible.

Haz una limpieza suave

Sin importar tu tipo de piel, es importante limpiarla adecuadamente por la mañana y la noche. En el caso de los productos limpiadores, estos arrastran la suciedad, la grasa y los restos de maquillaje, reteniendo la humedad natural de la piel. Ahora bien, puede que los ingredientes presentes en ellos produzcan enrojecimiento y picazón, si tienes la piel sensible. Por eso, debes evitar los productos que tengan colorantes o mucha fragancia. Cleansing Oil de Nivea es un aceite que tiene propiedades calmantes, por lo que es ideal para limpiar suavemente el rostro.

Humecta la piel

La sequedad puede ser uno de los factores desencadenantes de la irritación y la picazón. Lo más recomendable es, entonces, humectar la piel después de la limpieza. Para ello, utiliza productos que no tengan sustancias irritantes, como el tónico facial suave Hypo-Sensible de Académie Scientifique de Beauté.

Evita todo aquello que irrite tu piel

Por lo general, podrás identificar qué sustancias o situaciones irritan tu piel y causan enrojecimiento. El mejor consejo es que evites por completo cada uno de los factores que desencadenen un problema en tu piel. Por ejemplo, si tienes un perfume que tiene mucho alcohol concentrado y notas que tu piel se irrita al usarlo, prueba con una colonia. Por otro lado, el aire acondicionado, la calefacción, el sol y el maquillaje se encuentran entre los factores más irritantes.

• Usa protector solar

El sol es uno de los principales desencadenantes del enrojecimiento y la irritación de la piel. Es por ello que debes usar protector solar cada vez que te expongas a él. Lancaster Sun Beauty es una línea con varios productos que tienen factor de protección alto y además, cuidan tu piel hidratándola al mismo tiempo. Las leches corporales y bronceadoras son perfectas para la sensibilidad, ya que tienen una textura más espesa que crea una barrera protectora y mantiene la hidratación, aun al exponerse al sol. Recuerda que también es importante usar gorro o sombrero, para evitar que los rayos ultravioletas lleguen a la piel de tu rostro.

La sensibilidad de la piel es un problema que afecta a muchas personas. Desencadenada por numerosos factores, la irritación y el enrojecimiento son sus síntomas más comunes. Afortunadamente, existen muchas maneras de cuidar y mejorar el aspecto de la piel. Hacer una limpieza suave, humectarla, evitar todo aquello que la irrite y usar protector solar son algunos de los mejores consejos para tratar esta condición.

También podría interesarte: Todo lo que debes saber antes de realizarte un diseño de sonrisa

Salir de la versión móvil