Home TIPS Los errores más comunes que cometemos las mujeres al comprar calzado

Los errores más comunes que cometemos las mujeres al comprar calzado

errores comunes al comprar calzado

Salir de compras para renovar armario, es probablemente uno de los mayores placeres que experimentamos las mujeres amantes de la moda. Especialmente con el cambio de estaciones, porque casi siempre significa que necesitaremos variedad de alternativas para cubrir todas las necesidades de la temporada venidera.

Dentro de esas adquisiciones tan necesarias, una de las que más nos motiva es sin duda la compra de calzado. Y es que, no es necesario ser Carrie Bradshaw para saber que éste es uno de los complementos favoritos de las féminas y en ocasiones, los que más nos cuesta elegir correctamente.

Vamos a ver, ¿Cuántas veces te has enamorado a primera vista de unos zapatos y corres a comprarlo por puro impulso? Incluso sin considerar si lo necesitas o no, la ocasión en que los usarás o la practicidad que le agrega a tu armario, estamos seguras de que muchas veces, pues es uno de los errores más comunes que cometemos todas las mujeres a la hora de comprar calzado. Y así como éste, hay muchos otros que son recurrentes y que en este artículo, te comentaremos algunos tips para que aprendas a evitarlos por completo.

5 errores comunes que debes evitar al comprar calzado femenino

En cuanto a compras femeninas, sin duda una de las que más motiva a muchas mujeres, es la compra de zapatos. Imagen vía Freepik.es

Bien sean unas sandalias de mujer o unos tacones de infarto, elegir correctamente el calzado tiene su truco. Sin duda hay mujeres que parecen haber nacido para ello y casi nunca tienen inconvenientes con su elección. Por otro lado, estamos aquellas que rara vez atinamos a la primera, pasamos muchísimo tiempo midiéndonos alternativas y de manera recurrente, no quedamos del todo satisfechas con la compra o peor aún, la perdemos por completo.

Precisamente para ahorrarte este mal trago, a continuación, te enlistamos cuáles son esos errores comunes que debes evitar al momento de comprar tu calzado.

1. No elegir la talla correcta

Son muchísimas las razones por la que una mujer toma una y otra vez la mala decisión de elegir una talla de calzado más pequeña o más grande a la que necesita. Lo hacemos por afán, por encontrar alguna promoción, porque no está disponible nuestra talla o por creer que el material cede con el uso, que aunque esto último algunas veces sucede, no siempre funciona. Ciertamente, infinidad de situaciones que al parecer no nos termina de dejar claro la importancia de un calzado acorde en tamaño.

El calzado, especialmente si es cerrado, debe entrar y salir con facilidad. Una talla más pequeña genera una gran cantidad de molestias, pero además también afecta la salud de nuestros pies e incluso nuestra postura. Si quieres evitar uñas encarnadas, irritaciones en la piel, ampollas y vivir una tortura diaria al caminar, nunca más te inclines por adquirir una talla menos. Por otra parte, en el caso de tallas más grandes en sandalias, tacones o plataformas, se incrementa las probabilidades de sufrir accidentes, el caminar se vuelve incómodo pues nos vemos obligadas a tensar los pies para que no se deslicen, además que estéticamente no se ven tan bien.

Nuestra mejor recomendación, es que al momento de elegir cualquier tipo de calzado, te tomes el tiempo de buscar aquel que se ajuste correctamente, los pruebes en ambos pies, camines unas cuántas veces, hagas inclinaciones y si notas una mínima molestia, los descartes y busques otras alternativas.

2. Priorizar estética antes de comodidad

Error garrafal y recurrente, más en ésta época de recomendaciones de influencers y tendencias en redes sociales. Y es que, a todas las mujeres, al menos una vez en la vida, nos ha pasado que elegimos con la vista un calzado aún cuando sabemos que éste no necesariamente se ajuste a la forma de nuestro pie.

Con lo placentero que resultan las sandalias cómodas, es increíble que a estas alturas todavía nos sigamos torturando sólo por estar a la moda o porque simplemente se ve bonito. La comodidad en nuestro pies debe ser una prioridad, siempre considerando que no todas las mujeres tenemos pies con las mismas características, puede variar la forma, el puente, el ancho, el tipo según la longitud de los dedos, etc. Y en base a ello, es probable que ese calzado en tendencia que todas llevan ésta temporada, no es la mejor alternativa que debes considerar.

3. Comprar calzado para una ocasión especial

Sucede mucho al comprar calzado para bodas o eventos de celebración específica, para vernos regias, cometemos el error de comprar el calzado en función al look que llevaremos. Si bien, para el momento nos parece magnifica idea, pasada la ocasión nos damos cuenta de que nuestra elección no se ajusta a ninguna otra indumentaria en nuestro armario. Al final, terminamos con una adquisición hermosa, pero de un solo uso, que termina rezagada por completo.

Si gastar dinero innecesariamente y acumular zapatos en desuso es lo tuyo, puede que no consideres esto como un error. Pero, en el caso contrario, nuestra recomendación sería que te tomes el tiempo de buscar un calzado versátil al que le puedas sacar todo el provecho posible durante su vida útil.

Como todas las tendencias de moda, la onda formal o elegante ha variado muchísimo en los últimos años, por lo que no necesariamente necesitas recurrir al clásico calzado de fiesta brillante para una ocasión especial. Los tonos nude, las sandalias transparentes, los modelos square son sólo algunas de las alternativas que podrías considerar y que seguramente podrás integrar con en cualquier otro outfit que tengas disponible.

4. Hacer compras al final del día o después de largas caminatas

Puede que no sea algo que le suceda a todas, pero aún así es uno de los errores comunes al comprar calzado femenino. Después de llevar todo el día un par de zapatos o de haber caminado por horas y horas buscando ese ejemplar ideal, es bastante factible que los pies se hinchen y que nos lleven a hacer una mala elección.

Preferiblemente, las compras de calzado con los pies fresquitos, los fines de semana con las extremidades y las articulaciones descansadas mucho mejor. Si ves que has perdido mucho tiempo en tu búsqueda y los sientes adoloridos e hinchados, lo mejor es que aplaces la compra para otro día.

5. El peligro de las compras por Internet

Las compras online son hoy en día, la solución a prácticamente todos nuestros problemas. No obstante, si hay algo más difícil que atinarle al tono de una base de maquillaje por Internet, es precisamente escoger por este medio el par de zapatos perfectos. En este punto, es sumamente necesario mirar con lupa no sólo nuestra elección, sino también las condiciones del servicio, especialmente si es un modelo o marca que probamos por primera vez.

Ten en cuenta que al no tener la posibilidad de medirnos o ver la calidad del material, son muchas las cosas que pueden salir mal. Por ello, antes de dar el clic definitivo, asegúrate de resolver todas las dudas posibles con su personal de ventas y checar políticas de cambio o devoluciones. Esto no sólo te ahorrará molestias, sino también evitará que pierdas tu dinero.

Como ves, evitar errores a la hora de comprar calzado es bastante sencillo y obedece mucho al sentido común. Esperamos que, después de leer estos tips, nunca vuelvas a pasar por estos inconvenientes, que tus elecciones sean certeras y que cada par de zapato que lleves a casa cumpla tus expectativas, así como tus necesidades.

También podría interesarte: México, una excelente alternativa para el turismo médico

Salir de la versión móvil