Home TIPS 5 errores que debes evitar al comprar ropa de recién nacidos

5 errores que debes evitar al comprar ropa de recién nacidos

errores al comprar ropa de bebé

Cuando una mujer se entera que va a convertirse en madre, inevitablemente experimenta una serie de sentimientos contradictorios. Si bien es totalmente normal que algunas lo toman mejor que otras, emociones como la felicidad, el miedo, la ansiedad o la sorpresa, hacen acto de presencia con frecuencia durante todo el período de gestación. Sin embargo, llega un punto en el que el embarazo se convierte en toda una experiencia de vida que aprendemos a disfrutar, y pensamientos como ‘qué vestirá el bebé’ se convierte en lo único que ronda nuestra cabeza en todo el día. De allí, que no paremos de buscar en Internet ropa de bebés al por mayor o que nos enamoremos de cada conjuntito que veamos cada vez que pasamos por una tienda. Tal es esta euforia, especialmente en las madres primerizas, que es bastante común cometer una serie de errores a la hora de comprar ropa de recién nacidos.

Si hasta este punto te has sentido identificada, por el bien de tu economía, en esta oportunidad te comentaremos cuáles son esos errores que debes evitar al momento de comprar prendas para un bebé en camino.

5 errores comunes al comprar ropa de recién nacidos

Enamorarse de la ropa de bebés es muy fácil, pero esto no quiere decir que debamos caer en el error de realizar compras totalmente innecesarias. Imagen vía Freepik.es

1. Comprar sin conocer el sexo del bebé

No hay necesidad de precipitarse y salir a comprar todo un ajuar apenas conozcas la noticia del embarazo, ten en cuenta que tendrás en teoría nueve meses para equiparte con lo necesario en función al sexo del bebé. Incluso, aunque las tendencias de moda infantil han variado mucho en los últimos años, desligándose del clásico azul para niños o rosa para niñas y realzando los tonos unisex, habrá prendas específicas que pueden no servirte una vez que las adquieras.

2. Excederse con las cantidades

Los bebés recién nacidos crecen extremadamente rápido y por mucho que quieras verlos con todas esas prendas que te enamoraron, si compras mucha cantidad de la misma talla, probablemente terminarás con demasiada de ropa sin estrenar o que sólo tuvieron un uso. Este derroche no sólo tendrá impacto considerable en tu presupuesto, también es un consumo textil innecesario que como sabemos tiene sus repercusiones en el medio ambiente.

3. Elegir un material inadecuado

De todos los errores que se cometen al comprar ropa de recién nacidos, este es probablemente el que cualquier madre o padre debe evitar a toda costa. La piel del bebé durante sus primeros meses de vida es sumamente sensible, por ello, tanto pediatras como dermatólogos coinciden en que el tejido por excelencia para ellos en esta etapa es el algodón. No solo se trata de una tela suave que le aporta frescura y comodidad, también disminuye las probabilidades de desarrollar alergias. Ya habrá tiempo de vestirle con otros tejidos o materiales, pero primero su salud y comodidad.

4. Pasar por alto detalles de diseño

Aunque cueste creerlo existen prendas que aunque aparentemente se vean preciosas, pasan por alto ciertos detalles. Si bien el objetivo de quién las fabrica es vender, como responsables de la seguridad y comodidad del bebé tenemos que poner muy en práctica nuestro “ojo clínico”. Esto se traduce entre otras cosas, en revisar la calidad de las costuras, así como la textura del hilo empleado, verificar si tiene botones, dijes o decoraciones que puedan desprenderse con facilidad o parches internos que le ocasiones molestias o incluso heridas.

5. Comprar zapatos para recién nacidos

Aunque puede que luzcan muy lindos, la realidad es que son accesorios totalmente innecesarios para un bebé. Lo más probable es que se les caigan a cada rato y termines por perderlos o peor, que le generen mucha incomodidad. Los calcetines o pantalones que incluyan piecitos son una mejor opción para esta etapa.

Como habrás notado la gran mayoría de los errores que se cometen a la hora de comprar ropa para bebés recién nacidos no tiene muchas repercusiones más allá del impacto en tu bolsillo. Aun así, siempre es mejor ser precavidos con nuestras compras y adquirir únicamente lo que es necesario, recordemos que el consumismo excesivo no hace ningún bien, por lo que evitarlo siempre será una mejor alternativa.

También podría interesarte: Cinco consejos para emprender con éxito un negocio de belleza

Salir de la versión móvil