Home BELLEZA Depilación láser VS fotodepilación IPL: ¿En que se diferencian?

Depilación láser VS fotodepilación IPL: ¿En que se diferencian?

diferencias entre depilación láser y fotodepilación IPL

La eliminación del vello facial y/o corporal de manera definitiva, es uno de los tratamientos de belleza más solicitados por hombres y mujeres en los últimos tiempos. No sólo porque eliminan la necesidad de tener que recurrir semana tras semana a dolorosas técnicas de depilación, sino porque sus efectos prolongados nos ahorran muchas molestias, tiempo y dinero a largo plazo. Claro que, como todo tratamiento de alta demanda, es normal que en el mercado se presenten diversas alternativas que varían tanto en efectividad como en términos de presupuesto.

En tal sentido, si te has planteado buscar una clínica de depilación láser en Barcelona y sabiendo cómo funciona el Internet en la actualidad, probablemente a diario te llueva publicidad con distintas opciones. Si bien esto puede ser de mucha ayuda, ante el desconocimiento o la desinformación, también podría convertirse en un arma de doble filo. 

Para ayudarte un poco con la tarea, en esta oportunidad te hablaremos de las mayores diferencias entre la depilación láser y la fotodepilación IPL, dos procedimientos qué, aunque no lo creas, son totalmente distintos y algunas veces se publicitan como iguales.

Diferencias entre depilación láser y fotodepilación IPL

La eliminación del vello facial y/o corporal de manera definitiva, es uno de los tratamientos de belleza más solicitados. Imagen vía Freepik.es

Lo primero que debes tener en cuenta al momento de evaluar un procedimiento láser en Barcelona, es que existen varios tipos muy diferentes en función de láser usado, y no todas las alternativas que se promocionan como definitivas, realmente terminan siéndolo.

En caso del IPL o Luz Pulsada Intensa por ejemplo, ni siquiera estamos hablando de un láser, pues aunque se trata de una buena tecnología, esta suele quedar corta en profundidad y no llega a la raíz del vello. En términos más simples, se trata de un tipo de depilación selectivo que mediante la emisión de una luz policromática, lo que logra es debilitar el vello promoviendo su caída, más no lo elimina permanentemente.

Por su parte, hablamos de depilación láser cuándo se emplea una tecnología mucho más específica que abarca toda la longitud del vello, alcanzando la raíz y destruyendo de manera definitiva el folículo piloso. Como bien mencionamos, aún con esta alternativa, esto puede variar en función del tipo de láser empleado, además de que su efectividad va condicionado a factores como el tipo de piel o color del vello.

Los láseres más conocidos son: el Diodo, Alejandrita y el Neodimio, pero hoy en día, toda reconocida clínica de depilación láser en Alicante o en cualquier otro lugar de España, suele contar con equipamiento de vanguardia que integra los tres tipos.

Ahora bien, a este punto ya te será más fácil identificar las principales diferencias entre la depilación láser y la fotodepilación IPL, no obstante, a continuación las dejamos más especificadas:

• El tipo de luz empleada

La Luz Pulsada Intensa (IPL) emite una luz policromática en distintas direcciones que actúa sobre capas superficiales de la piel, lo que quiere decir que no alcanza la raíz del vello. En cambio, la tecnología láser emite una luz monocromática en una sola dirección que actúa sobre el pigmento del vello, atacándolo desde la parte más superficial hasta la raíz. 

• Efectividad y resultados

Aunque ambas tecnologías contribuyen con la eliminación de la presencia del vello, la IPL lo hace de forma temporal mientras que el láser sí es totalmente definitivo. Recordemos que la fotodepilación lo que hace es debilitar el crecimiento y promover la caída, el láser por el contrario quema la raíz del vello y destruye el folículo piloso, imposibilitando el crecimiento.

• Número de sesiones

Con la depilación láser dependiendo del pigmento del vello o la zona a depilar, puede que requieras entre 7 a 10 sesiones para lograr resultados totalmente definitivos. Con la fotodepilación IPL probablemente verás el debilitamiento del vello a partir de 3 o 6 sesiones, pero al ser un método temporal, será necesario que realices más sesiones para mantener los resultados.

• Mejor alternativa según el color del vello o tipo de piel

Aunque en términos de efectividad podríamos decir que la tecnología láser se perfila como la mejor opción, ésta no lo es tanto para la eliminación de vellos rubios. Básicamente, porque la gran mayoría de láseres lo que detectan es la melanina del vello y mientras más oscuros, mayor su efectividad.

Además de que la variedad de láseres en el mercado, permite que la depilación definitiva sea posible para la gran mayoría de tonos de piel. La fotodepilación IPL por su parte, sí tiene la ventaja de alcanzar a los vellos más claros, pero a diferencia del láser, no se recomienda en los fototipos más oscuros.

• Sensibilidad al tipo de depilación

Con independencia de que se emplee Láser Diodo, Alejandrita o Neodimio, al ser una tecnología más selectiva, su aplicación puede tornarse un poco más dolorosa. Aunque esto actualmente no causa mucho inconveniente, pues las clínicas profesionales suelen realizar test de tolerancia y aplicar tópicos anestésicos según la sensibilidad del paciente.

• Costo por sesión

Una de las diferencias más notables entre depilación láser y fotodepilación IPL y casi que la razón principal por las que más personas se inclinan por la IPL en lugar del láser, es porque el costo por sesión de ésta suele estar bastante por debajo. Sin embargo, siempre se debe considerar que al no ser definitiva, requerirá de una inversión de manera más prolongada. Te recomendamos tener mucho cuidado con esas promociones que publicitan la depilación IPL a precios de tecnología láser.

Ya conociendo mejor las diferencias entre la depilación láser y la IPL, esperamos que ninguna publicidad sobre tratamientos láser en Alicante te tome desprevenida y te haga contratar un servicio a ciegas. Recuerda que siempre es importante buscar clínicas profesionales, pues aunque es considerado un procedimiento de belleza, tiene un alto impacto sobre la piel, y mal ejecutado puede genera severos efectos e incluso quemaduras sobre la misma.

También podría interesarte: 5 razones por las que amamos usar accesorios con perlas

Salir de la versión móvil