Home MODA Abrigos que nunca pasan de moda

Abrigos que nunca pasan de moda

Todos sabemos que al momento de buscar abrigos para diario la originalidad brilla por su ausencia. Y es que esta situación se potencia todavía más. Ya que el sentido común parece decir que se busque un corte típicamente, en tono neutro para utilizar todos los días. Pero las propuestas de los diseñadores invitan a dejar volar la imaginación con paletas saturadas y estampados.

Pero no todos fueron así porque en algunas pasarelas de otoño-invierno 2018/2019 apostaron por proponer prendas que duren para siempre. Así que grandes firmas como Saint Laurent o Stella McCartney lo sitúan como apuesta a sus colecciones al igual que Street Style.

Y es que el cuadro es quizás una pieza entre un básico inmortal y las tendencias de la temporada. Se dice que quizás el embrujo podría ser reversible. Pero mientras tanto durará en el otoño-invierno 2018/2019. Y es que el abrigo de cuadro ha sido repetido por muchas firmas. Este se está llevando desde cuadros XL en tonos cálidos donde tiene cabida el naranja. Hasta otros diminutos que los llevan en abrigos cortos y hasta con cuellos altos.

También podrías leer: Lucero responde a las críticas que ha tenido su hija

¿Hay abrigos que funcionan con vaqueros y con traje a la vez?

Otro de los clásicos es y será la gabardina, ya que es una pieza imprescindible de todos los armarios. Y es que en un potencial estético. Y es que colocarse una gabardina en 2018 es y será sinónimo de ir bien vestida. La gabardina clásica es larga, hasta más allá de la rodilla, las cortas son motivo de debate constante y menos prácticas. Es decir que cubren menos, y si cubren menos, te mojas más. Es una prenda cruzada, con cinturón y cuello Spencer.

Y es que se debe tener en cuenta que este tipo de abrigo es perfecto para llevarlo los días de lluvia. La gabardina es ligera, no pesa. Es, como ya hemos dicho para resguardarse de la lluvia. Cabe destacar que existen varios colores, pero sin duda la prenda estrella es la básica: el color arena o el beige.

No se debe olvidar el celeste es decir abrigos en tono pastel. Se convirtieron en la pareja perfecta para llevar con vaqueros y jerseis. Así, la seriedad de la sastrería se suaviza gracias a un tono que se sale de la paleta de los neutros. Y es que este permite que looks sobre faldas y vestidos midi tengan una capa de todo menos aburrida. Este look lo podrías rematar con botines y sandalias de tacón fino.

También podrías leer:

Deborah Nadoolman, la diseñadora creadora del look de “Thriller”

Salir de la versión móvil