La leche y sus bondades para la belleza de la piel.

La leche
y sus beneficios en la piel.

La leche es buena para la salud, y la formación de los huesos; pero también para es un aliado en la belleza. Desde hace siglos se le atribuye estas bondades, la reina de Egipto, Cleopatra tenia una piel suave excepcional, y su ingrediente secreto era la leche.

La leche y sus beneficios en la piel.

Para mejorar el cutis, todo lo que debes hacer es aplicarla cruda en todo el rostro y cuello; y dejar actuar unos diez minutos, luego enjuagar con agua fría. Esto hará la piel más clara y suave en minutos.

También se puede preparar un cataplasma, con dos 2 cucharadas de leche, 1 cucharada de miel y una de jugo de limón; aplicar esto en piel limpia y seca durante unos diez minutos, esto actúa como blanqueador suave para la piel.

La leche cruda además es un excelente limpiador, empapando un algodón con leche cruda y limpiando su cara con él; enjuaga tu cara con agua fría después de 5 minutos. Haciendo esto todos los dias, te brindará una piel perfectamente desde el interior, haciendola más elástica.

Mezclando dos rebanadas de papaya con leche, puedes aplicarlo en tu rostro y cuello, lava con agua fría y luego de poco tiempo, esto te proporcionará un rostro limpio, fresco y limpio.

Para desaparecer poros, nada como una crema agria, con leche agria, aplicalo por quince minutos y enjuagar luego. Los productos lácteos son muy eficaces en la lucha contra los poros.

Si lo que quieres lucir una piel brillante, mezcla la leche con miel. Aplica a tu piel y deja que se seque, luego enjuaga. Además de esto, si consumes a diario leche esto embellece tu piel de forma natural.

Cuando se te irrite la piel, la leche ayuda aclarar manchas largas, o reacciones alérgicas. Aplica en este caso el dulce de leche, crema agria o suero de mantequilla sobre la piel sensible y deja que se seque.

La  leche puedes usarla como exfoliante facial mezclando la con harina de avena, dándote suavidad a la piel. Ademas que renueva la piel, deshaciéndose de la piel muerta.

Y por último y no menos importante puedes hacer una pasta suave,aplastando la mitad de un plátano y unas cucharaditas de leche cruda, aplicada sobre la piel limpia y húmeda, dejándola por 15 minutos, y lava con agua. Esta mascarilla es mágica para suavizar las lineas de expresión y arrugas. 

Las bondades de la leche muchas, solo es cuestión de experimentar, y ser beneficiada desde adentro hasta afuera, y lucir una piel suave y tersa al mejor estilo de Cleopatra.



Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here